El consumo asociado a la vivienda habitual, desde el pago de la hipoteca, mantenimiento del hogar y costes de suministros son el principal gasto de los españoles. De media destinan el 50% de sus ingresos a este tipo de importes, frente a un 40% de la renta que el resto de europeos dedican a sufragar los gastos de la casa.
Según el estudio realizado por RE/MAX Europa, un 23,4% de los encuestados destina para estos gastos comunes entre el 51% y el 70% de sus ingresos, siendo las personas de entre 30 y 39 años las que mayor desembolso tienen que asumir respecto a su renta. Pese al gran esfuerzo que los ciudadanos y familias tienen que asumir, casi el 48% de los encuestados considera normal tener que destinar la mitad de sus ingresos a su vivienda.
Todo esto contrasta con el resto de Europa, donde la media de gastos para pagar la casa se queda en un máximo del 40% de la renta neta.
En cuanto a los costes de vida en los países, un 59,2% de los encuestados encuentra a España como un país caro para vivir, especialmente para aquellos que optan por vivir en una propiedad unifamiliar en régimen de alquiler. Un 79% de los encuestados que vive en este tipo de propiedades las encuentran excesivamente caras comparadas con el resto de Europa.
Un 26,4% de la muestra confirma que vivir en España es cada vez más caro, sobre tod para los jóvenes entre 20 y 29 años y también para un 45,5% de las personas que viven en pisos en alquiler. Tan solo un 1,6% percibe que la vida en España es más barata que en otros países.

escrito por: @davidmarrero
17 septiembre 2015, 10:37